“Los protocolos de acoso escolar no funcionan”, entrevista a Carmen Cabestany #stopbullying

Stop Bullying

Uno de cada cuatro niños sufre actualmente acoso escolar, también llamado bullying. No existen estudios estudios fiables a nivel nacional sobre la incidencia exacta pero NACE, la Asociación No al acoso escolar, estima que se da más durante el Tercer Ciclo de Primaria (5º y 6º), es decir en niños y niñas de 10 y 11 años. No obstante, desde cursos de primero de primaria puede darse el acoso y ahora con la pandemia que vivimos, el bullying puede agravarse. Hemos recogido los últimos datos actualizados en septiembre de 2020 por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Responden a un total de 1.054 denuncias puestas en España. No obstante, no son datos exactos ni fiables como decíamos ya que no todas las comunidades autónomas ofrecen sus cifras ni todos los casos acaban en denuncias. De ahí que hayamos decidido entrevistar a Carmen Cabestany profesora y presidenta de NACE, la Asociación No al acoso escolar.

Escuché a Carmen hace años en las conferencias de Gestionando hijos. Ella me abrió los ojos a una realidad que como madre aún no conocía. Luego muchas otras amigas del colegio y lectoras de mis blogs y redes sociales me han explicado sus historias, algunas muy tristes. Por ello, creo que es un tema que interesa a todos. Tu hijo o hija puede ser un acosador o un acosado, no creas que a ti no te puede ocurrir.

1. Carmen, el pasado 5 de octubre participaste en las conferencia organizadas por Totto y Gestionando Hijos, “Dilo Todo Contra el Bullying” ¿Se está convirtiendo el Covid19 en un caldo de cultivo para el bullying?

Hay indicios que así lo sugieren. Que algún alumno o su familia puedan haber sufrido la enfermedad podría ser una especie de estigma que animase a otros a rechazar o excluir a esa persona. Por otra parte, el hecho de que vayan enmascarados favorece también la impunidad. Pensemos que, históricamente, se ha rechazado a quienes tenían enfermedades infecciosas (lepra, peste, tuberculosis…). Por otra parte, hace ya muchos años que existe una forma de excluir a un compañero: difundir el rumor de que tiene un virus y dar consigna de que nadie le toque.

2. ¿Cómo podemos detectarlo los padres si nuestros hijos no nos lo cuentan?

Siguiendo la pista de las 3 C:

Cuerpo: La víctima está como encogida. Su cuerpo habla y nos dice que sufre: hombros hacia adentro, mirada triste, cabeza gacha, pasos lentos y como arrastrando los pies… A veces se abriga en exceso, como para desaparecer bajo la ropa. Cree que una capucha o unas mangas muy largas dificultan que sea vista por sus agresores.
Cambios: Baja las notas, se vuelve irritable, no come o come mucho, no duerme o tiene pesadillas, somatiza…
Campanas: “Hacer campana” es “hacer novillos”, es decir, no ir al colegio (los más pequeños expresan su deseo de no ir…). Frecuentemente, el domingo por la noche tienen dolor de cabeza, de barriga…

acoso-escolar-covid19-stop-bullying-4

3. ¿Crees que tras un niño acosador hay unos padres responsables?

Frecuentemente, el caldo de cultivo del niño acosador se ha dado en la familia, gracias a unos padres excesivamente permisivos que no le han puesto límites, o no han sido límites adecuados, o no le han dicho claramente a su hijo cuáles serían las consecuencias de rebasarlos.

Normalmente, el perfil del acosador suele coincidir con alguien frío, calculador, agresivo, chantajista, un pequeño “matón”… Es un niño que, de pequeño, se salía siempre con la suya, que no aceptaba un “no” por respuesta, que manipulaba a sus propios padres… No obstante, existen también otros perfiles, no tan evidentes…

4. ¿Crees que el actual protocolo de acoso escolar funciona en las escuelas o se pierde en burocracia? ¿Puedes explicar a los lectores el protocolo de NACE?

Llamamos “protocolo de acoso escolar” a la investigación que hace el centro para averiguar si uno o varios alumnos sufren en realidad bullying. En general no funciona. Quizás no tanto porque la herramienta sea mala, sino porque, en general, falla la implementación: el centro no sabe interrogar correctamente, da por buenas respuestas que frecuentemente son falsas o inexactas, no llega hasta las últimas consecuencias… Por otra parte, no es extraño que algunos protocolos sean sesgados por el propio colegio ya que muchos prefieren que el resultado salga negativo para no tener que afrontar lo que ellos consideran un “descrédito” y para no tener que asumir responsabilidades.

Los protocolos deberían ser aplicados por entidades externas al centro, para así garantizar la transparencia y el rigor.
La Asociación No Al Acoso Escolar (NACE) ha creado este decálogo, el cual llevará el próximo día 3 de mayo al Congreso de los Diputados, para acabar de una vez por todas con el acoso escolar. Los diez puntos que recoge son los siguientes:
1. Visibilizar el acoso escolar en los centros educativos, porque lo que no se nombra no existe.
2. Recoger el tema del bullying en el P.E.C. (Plan Educativo de Centro) como uno de sus ejes principales, y en el P.A.T. (Plan de Acción Tutorial), porque el tema se aborde en las tutorías.
3. Incorporar la educación emocional desde la etapa de Infantil y trabajar las emociones en situación y no de forma teórica.
4. Obligar a todos los colegios a tener un Plan de Prevención del acoso escolar efectivo, como es el caso del Programa T.E.I. (Tutoría entre iguales).
5. Concienciar y formar al profesorado de manera adecuada y amplia sobre el tema, incluyendo el bullying en los planes de estudios de Magisterio, Pedagogía y Psicología, y también en la Formación Permanente.
6. Informar a los padres para que sean capaces de detectar un posible caso de maltrato en sus hijos (como víctimas o como victimarios) y para que puedan actuar correctamente y con rapidez.
7. Ante un posible caso de acoso escolar, aplicar el protocolo con rigor y transparencia, y con la participación de agentes externos, porque el centro no puede ser juez y parte en el asunto.
8. Promover campañas amplias de sensibilización contra el bullying.
9. Implicar a todos los agentes sociales (medios de comunicación, judicatura, administración, asociaciones, clubs, etc) en la lucha contra el acoso escolar, porque erradicarlo es cosa de todos.
10. Fomentar la transparencia para conocer las cifras reales del acoso escolar en España (número de víctimas, de protocolos que se abren y su resultado, incidencia del maltrato en el número de suicidios en patologías psiquiátricas…).

acoso-escolar-covid19-stop-bullying-3

5. ¿Crees que los centros educativos priorizan el quedar impunes sobre el bienestar de la víctima?

En demasiados casos, sí, aunque es cierto que hay centros muy conscientes que se dan cuenta de la gravedad del tema y actúan bien.

6. ¿Crees que los profesores tienen formación suficiente para manejar los casos de acoso escolar o se deberían emplear más recursos en formarlos?

Tendría que haber formación sobre acoso escolar en Magisterio, en Psicología, en Pedagogía, en Formación Permanente del Profesorado. Es muy urgente que quienes están en primera línea y han de asumir la responsabilidad ante un caso de bullying tengan herramientas para poder gestionar adecuadamente ese caso, por el bien de la víctima y de toda la comunidad educativa. Además, un docente, sobre todo si es tutor, debe ser competente en el tema porque ha de estar en condiciones de poder hacer una tutoría efectiva con sus alumnos.

acoso-escolar-covid19-stop-bullying-2

7. ¿Piensas que el actual sistema favorece al agresor?

Desde luego. Es complicado actuar porque, muchas veces, aunque el centro quiera actuar bien, suele encontrarse con un auténtico muro de hormigón: los padres del presunto agresor. Lo primero que dicen es: “Mi hijo, no. ¿Quién ha dicho eso? ¿Dónde está la prueba?” Naturalmente, no se les puede decir quién lo ha dicho porque hay que salvaguardar la identidad del informador (sea la propia víctima o un tercero); y tampoco se les puede dar la prueba porque, en la inmensa mayoría de los casos, el acosador no maltrata a la vista de todo el mundo, ni va dejando rastro… Por lo tanto, no hay prueba. Podría haberla si los profesores, la dirección o el departamento de Orientación supieran cómo obtenerla. La solución pasaría también porque los testigos hablasen, pero suelen estar amenazados y tienen miedo. Además, nadie quiere ser el “chivato” porque eso está muy mal visto.

8. ¿Crees que se está exagerando el problema del bullying y que actualmente a cualquier cosa lo llaman acoso escolar?

A veces, sí. Puede pasar que los propios niños, sin pensar, frivolicen y digan: “¡Bullying, bullying!” ante cualquier incidente que se produzca. Por eso es importante que les enseñemos a distinguir entre lo que es maltrato y lo que no lo es. La definición de acoso escolar es:

“Maltrato entre iguales, repetido en el tiempo, con intención de hacer daño y humillar, por parte del agresor, y con indefensión por parte de la víctima. Hay un claro desequilibrio de fuerzas y un abuso de poder”.

Muchas gracias Carmen, estoy convencida que este artículo puede dar ideas y ayudar a muchas familias.

Maria Jose Cayuela

Soy madre de dos niños muy pequeños, creadora de los blogs www.blogmodabebe.com, www.jugueteseideas.com y este para #FamiliasActivas. Antes de ser mamá viajaba mucho por todo el mundo. En los aviones me había tocado ir delante de algunos niños que me daban patadas y me estiraban del pelo. Pensé: ‘Cuando sea madre mis hijos nunca molestarán a nadie’, pero luego ves que, aunque te esfuerzas por educarlos, vas a restaurantes y tus hijos molestan. Por eso he decidido lanzarme con esta nueva aventura. Se acabó sentirme incómoda en ningún lugar por ir con mis hijos. En familiasactivas.com vamos a compartir contigo todos los lugares a los que podrás ir con los tuyos para disfrutar del tiempo en familia. También te propondremos actividades educativas de ocio para realizar con ellos. Porque estos años son, sin duda, los mejores de tu vida.

También te gustará leer...

7 Responses

  1. Wen-yi Hsiao dice:

    Gracias por la entrevista. Me ha encantado!!. Me parece muy útil. Todos (sobretodo padres y docentes)deberían leerla para ser conscientes y estar más alertas a esta problemática. Muchos padres creen que sus hijos no pueden ser los agresores porque en casa se comportan bien. Abramos los ojos y observemos más a nuestros hijos cuando interactúan con otros niños. Tratar a menudo el bullying tanto en casa como en las escuelas ayudaría a que los niños sean también conscientes de lo que es. Seguro que tu entrevista está contribuyendo a ello. Gracias de nuevo.

  2. Anna dice:

    Que buena esta informacion, de verdad hace falta porque este tema cada dia esta peor y definitivamente se deben tomar mas medidas contra el bullying, tanto en las escuelas como las familias en casa.

  3. Ada Zuluaga dice:

    El acoso escolar es horroroso y desafortunadamente se vive a diario en los colegios así que debemos actuar para frenarlo de una vez por todas

  4. Sílvia dice:

    El bullying es un gran problema. Mis hijos lo han vivido y aunque nosotros como padres siempre estamos al tanto de su bienestar a veces es difícil detectarlo.

  5. Morena dice:

    Es un caso complicado pero afortunadamente ahora se habla de ello, no como antes que todos permanecían en silencio mientras las víctimas sufrían. Es responsabilidad de todos velar para que nuestros niños no se enfrenten a este flagelo en ninguna parte. Me gustó mucho la entrevista y creo que es un gran aporte en este asunto.

  6. Rory dice:

    Que importante es seguir leyendo y aprendiendo sobre el tema del bullying! Yo creo que para nada se está exagerando lo del acoso escolar, sigamos creando campañas antibullying.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>