‘Un día con los pequeñitos': Quien busca, encuentra

un día con pequeñitos

Que el juego es la mejor herramienta para el aprendizaje es algo que ya sabemos. Que los libros son básicos para un buen desarrollo de nuestros pequeños también lo tenemos ya aprendido. Por ello, hoy toca jugar con los libros. Así tenemos un dos por uno. Nuestra elección de la librería para pasar la tarde en familia es ‘Un día con los pequeñitos’, de Marion Billet.

Qué esconde ‘Un día con los pequeñitos’

La editorial infantil y juvenil SM nos presenta un libro con el que los peques de la casa descubrirán todo lo que hacen desde que se levantan hasta que se van a la cama. Con él conocerán sus hábitos y actividades cotidianas para reforzar comportamientos. Y es que, en la primera etapa infantil la repetición de tareas y el saber qué va a pasar después siempre da seguridad a los niños. De ahí la importancia de las rutinas.

Marión Billet nos las explica a través de unos divertidos personajes: una cebra, un cocodrilo, un elefante, una oveja, un koala o una coqueta ratita. No faltan los juegos en el parque, una paseo por la ciudad, descubrir los animales de la granja o averiguar cuántos medios de transporte conocemos. ¡Es hora de levantarse! A los pequeñitos les espera un día largo y divertido.

peque

Todos los protagonistas de esta educativa historia nos aconsejan comer de todo, lavarnos los dientes después de las comidas o dar la mano a los adultos para cruzar la calle por un paso de cebra. “Yo eso también lo sé hacer”, oiréis a vuestros hijos decir mientras pasáis las páginas.

Pero ‘Un día con los pequeñitos’ es además un libro para observar, buscar detalles y aprender palabras nuevas. Hay objetos escondidos que debemos encontrar. ¡Que empiece el juego! Busca y encuentra. Sin duda, será un rato de lo más divertido desafiando a la vista. ¿Quién será el primero en encontrar el objeto?

Esta técnica incita el innato afán de descubrimiento y exploración de nuestros hijos y sirve para mejorar la agudeza visual y la concentración. Además, estos libros con retos nos ayudan a trabajar el desarrollo de la capacidad lógica, pues si buscamos un avión lo normal es que miremos en el cielo del dibujo.

Este cuento podemos utilizarlo para dar el primer paso y combatir la tan temida ‘falta de atención’ que por desgracia empieza a ser tan popular en los colegios. Qué los niños deben ser imaginativos y creativos es un hecho y que para ello deben dejar volar su imaginación nadie lo discute. Pero debe haber tiempo para todo y cuando toca concentrarse y poner nuestra atención al servicio del aprendizaje debemos saber dejar el despiste a un lado.

Marion Billet tiene amplia experiencia en el mundo editorial infantil. Su extenso trabajo acumula libros que ayudan a nuestros hijos en su primera etapa de aprendizaje. Rubricados por ella podemos encontrar libros de texturas, de primeras palabras o este de busca y encuentra. Estos últimos son recomendables a partir de los dos años.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>