“La lista de los deseos”

la-lista-de-los-deseos
Siempre es agradable regresar a una sala de cine, y más después de tantos meses confinados en nuestras casas. El estreno de una película española ya tendría que ser de por sí un acontecimiento en los tiempos que corren, aunque, lamentablemente, su rendimiento en taquilla se vea mermado. “La lista de los deseos” podría haber pasado desapercibida en un año normal, pero, en las circunstancias actuales, su propuesta resulta del todo acertada, y más cuando descubrimos su visión optimista. Lo que se ha venido a llamar una feel-good movie, es decir, una película que con su optimismo es capaz de hacernos felices durante al menos hora y media.

La lista de los deseos es una comedia dirigida por Álvaro Díaz Lorenzo (“Señor, dame paciencia”) y protagonizada por María León, Victoria Abril y Silvia Alonso. Este filme, que se presentó la semana pasada en el BCN Film Fest 2020, narra una historia donde lo más importante son las ganas de vivir de unas mujeres valientes y luchadoras que emprenden un viaje emocional y físico que las cambiará para siempre. Un viaje donde ríen, lloran y se emocionan a partes iguales, ya que lo importante no es aquello que dejan atrás, sino todo lo que vendrá por delante. Eva (María León) hace una lista de cosas que siempre quiso hacer pero que nunca se atrevió, convencida por su amiga Carmen (Victoria Abril), para hacerlas juntas. Mar (Silvia Alonso), la mejor amiga de Eva que se acaba de quedar soltera, hace también su propia lista y se apunta al viaje por la costa sur de España y Marruecos. La aventura las unirá para siempre como amigas y confidentes.
la-lista-de-los-deseos-pelicula
En otras ocasiones hemos hablado de la gran eficacia del subgénero de la road movie. Las distintas escenas se van resolviendo a medida que va avanzando el camino, convirtiéndose en una serie de anécdotas que vistas luego globalmente forman parte del mensaje que se quiere transmitir. Tampoco es la primera vez que la enfermedad del cáncer es tratada en clave de comedia, véase, por ejemplo, Planta 4ª de Antonio Mercero.
El director Álvaro Díaz Lorenzo ha creado una película amable, quizás demasiado complaciente en muchas escenas, provocando un visionado agradable por parte del espectador. Si bien no está destinada a un público demasiado exigente, sería injusto pedirle una mayor profundidad en el relato. Este aspecto no lo necesita. La simpatía que desprenden sus personajes lo es todo.

Seguro que se olvidará, pero por mi parte siempre la recordaré como aquella pequeña película que me hizo sonreír y atravesar el umbral de un cine como si fuera la primera vez. Esta ya tendría que ser razón suficiente para valorarla.

Aquí en este enlace podréis ver su tráiler.
la-lista-de-los-deseos-cartel

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>