Leer en familia El bosque sabe tu nombre, magia en vacaciones

que_leer_en_vacionesLeer en familia es una de las actividades estrella durante las vacaciones. Pocas cosas hay más placenteras que leer un buen libro en la orilla del mar o en el ambiente relajado de la piscina.  Quienes amamos la literatura pero no tenemos tiempo, valoramos esta experiencia como un tesoro. El problema es elegir el título. Solemos tener tantas lecturas acumuladas que nos resulta complicado elegir entre todas ellas. Por ello, creemos que no hay mejor momento para estrenar un espacio para las lecturas de los adultos de las Familias Activas que las vacaciones de verano. Este mes, os hablaré de El bosque sabe tu nombre, de Alaitz Leceaga.

El bosque sabe tu nombre, una novela histórica mágica

Desde que El código da Vinci sorprendiera con el éxito de ventas, la novela histórica llegó para quedarse. Y la verdad es que no me extraña. Muchas personas hemos conseguido entender de verdad lo que estudiamos durante la educación secundaria. Aprendimos muchos datos y nombres de memoria, para meterlos luego en un cajón del cerebro al que pocas veces regresamos. En primer lugar porque, como decía, no acabamos de entender bien los contenidos y, posteriormente, porque la vida laboral y familiar nos absorbe demasiado.

Novelas como El bosque sabe tu nombre constituyen una oportunidad para hacerlo. Ambientada en la primera mitad del siglo XX,  Alaitz nos cuenta la historia familiar de los  marqueses de Zuloaga. Comienza con la excursión de las gemelas Alma y Estrella. Ambas tienen poderes sobrenaturales y, allí, en el bosque, descubren dos cosas por la boca de su abuela Soledad: que cuando hablaba ésta ya había muerto, puesto que había decidido acabar con su vida porque no podía soportar la nostalgia por su México natal, y que una de las dos chicas morirá antes de los quince años. Así, ya en las primera páginas nos preguntamos, ¿por qué la abuela Soledad echa tanto de menos su tierra? ¿es tan fuerte la añoranza como para quitarse la vida siendo una anciana? ¿ cómo se vive cuando una sabe que, quizá, no logre vivir más allá de adolescencia? ¿y cómo se afronta el miedo de pensar en la desaparición de la persona que más se quiere en el mundo?

Para empezar, no está mal. Pero se trata solo del inicio. Para responder a estas preguntas, viajaremos por el pasado y el presente de los marqueses. Así, viviremos qué fueron los“felices años 20″, el fenómeno de los indianos, una visión de la Guerra Civil… Además, también nos trasladaremos a distintos escenarios, desde ese bosque del País Vasco, a México, California e Inglaterra, y todo ello, sin despegarnos de la hamaca. Nos costará levantar los ojos de las páginas o de la pantalla, en caso de que prefiráis el ebook, porque la autora tiene un estilo muy fluido y el ritmo de la novela es trepidante.

Además, aunque la lectura va a ser un proceso solitario, este tipo de relatos nos ayudará bastante a la hora de ayudarlos con los deberes y los exámenes de los peques. Unamuno habla de la Historia y de la Intrahistoria. La primera es la oficial, la que sale en los libros del cole, la segunda es lo que sucede a las personas que viven en ella. La mejor manera de que entender y explicar la primera es a través de lo que le sucede a la gente de verdad, a personas que podríamos haber sido nosotros mismos y que, por tanto, despiertan nuestros sentimientos. Por ello, libros como este constituyen una herramienta estupenda para nuestra vida familiar.

Leer es una forma de vivir aquello que no podemos, es decir, una manera de multiplicarnos. Así, además de ser un placer, nos ayudará a entender a los peques, a nuestras parejas, a otros miembros de la familia. Por eso, aunque estemos solos frente al libro, al final, nuestras lecturas pasan a ser parte de todos aquellos con los que nos relacionamos.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>