“Vengadores: Endgame”, haciendo historia

vengadores-endgame
Se habla de gran acontecimiento cinematográfico, incluso algunos se atreven, y la enmarcan, con el apelativo de obra maestra (o clásico) en la ya longeva historia del cine. A decir verdad, el estreno de Vengadores: Endgame viene acompañado de olor a multitudes. Sin ir más lejos, las entradas desde hace semanas estaban agotadas, y ayer por la noche los cines se veían colapsados por gente de todas las edades disfrutando de este film hasta bien entrada la noche.

Este fenómeno de masas invita a una profunda reflexión sobre el trabajo de la inmensa mayoría de los cineastas actuales. Las salas, salvo excepciones, parecen estar condenadas, mientras otros formatos de entretenimiento surgen con gran éxito. Y todo por una sencilla explicación: la absoluta falta (o nula) implicación emocional con el espectador medio.
Los directores que trabajan el género fantástico desde perspectivas minoritarias están deliberadamente equivocándose. Sus trabajos no llegan, no remueven, no calan, provocando que se olviden con demasiada rapidez. No nos tenemos que olvidar de que el cine es un gran entretenimiento, y como tal, debe conectar en varios niveles con quienes lo consumen habitualmente.
vengadores-endgmae-foto
Vengadores: Endgame se va a convertir, por mucho que les pese a algunos agoreros, en una película referente. Hacía años, por no decir décadas, que no se sentía semejante expectación en una sala. La gente enloquecía con cada acto heroico de sus personajes favoritos, y los respetaba con un profundo silencio cuando sobrevenían sus dramas personales. La gente ayer gritó, aplaudió, lloró y salió de la sala con los ojos como platos. Eso, queridos lectores, es lo que hace historia del cine.

Los hermanos Russo consiguen soportar con un tempo envidiable los 181 minutos de su largo metraje. El primer acto, presentado como un gran drama social y familiar, es sencillamente brillante, muy superior a la media de lo que uno puede esperar de un blockbuster. Lo que viene a continuación, durante el nudo, roza un tanto la dispersión, pero se le perdona ante la presencia de un tercer acto magistral. En esta última parte todas las tramas confluyen, sacando pecho ante unas escenas de acción que enloquecen y merecen ser vistas una y otra vez.
vengadores-endgame-tony-stark
22 películas conforman el llamado MCU de Marvel Studios. No todas ellas son buenas, incluso algunas se pueden decir que son mediocres o infantiles. Pero con Endgame asistimos a un espectáculo mayestático, que nos hace quedarnos con horas y horas de diversión de estos más de diez años de vida como espectadores. Parece que fue ayer cuando Tony Stark reveló al mundo su identidad de Iron Man. El tiempo pasa en la realidad con la misma rapidez que un chasquido del guantelete de Thanos.

Si queréis ver el tráiler (libre de spoilers) os lo dejamos en el siguiente enlace.
null

También te gustará leer...

1 Response

  1. Buen artículo. Me anima a ir a ver la película y, como siempre, confío en tu criterio y sé que es de lo más acertado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>