Un monstruo viene a verme

un-monstruo-viene-a-vermeComentan los expertos que, hasta los 3 o 4 años, hay una ignorancia del verdadero significado de la muerte. El duelo de la pérdida de un ser querido, más cuando resulta ser el padre o la madre, hay que tomarlo con extrema delicadeza cuando la persona principalmente afectada es un menor.
El director J.A. Bayona aborda este sentimiento de ausencia en su nueva película Un monstruo viene a verme, toda una lección emocional en la que Connor, su protagonista de 12 años, no solamente tiene que sufrir la separación de sus padres, sino también la enfermedad terrible que terminará por arrebatarle a su madre. El niño intentará superar el inminente desenlace y sus miedos más profundos, labrándose una fantasía “casi real” en la que un monstruo gigante se convierte en su mejor compañero. Este mundo de fantasía llega a entremezclarse con una dura realidad. Un golpe que provocará un gran cambio en su vida, además de abrirle una perspectiva muy diferente en su futuro a corto plazo.

un-monstruo-viene-a-verme-bayona

Connor y su madre tienen una unión muy especial en Un monstruo viene a verme


Bayona con este título cierra su trilogía sobre las relaciones entre madres e hijos. Ya había tocado el tema de manera ejemplar en El Orfanato, en la que una madre pierde a su hijo en extrañas circunstancias; y en la galardonada Lo Imposible, una cinta que relata los acontecimientos del tsunami de la costa del sudeste asiático, desde la perspectiva de una familia.
En Un monstruo viene a verme el director logra crear esa chispa de magia con una historia de las que abundan poco. Una de esas películas que pueden ser disfrutadas por todos los miembros de la familia y hacer que el visionado de la misma sirva como carga vital, más allá de su evidente entretenimiento. Cada uno de los miembros, dependiendo de la edad, la verán de una manera diferente. Los niños captarán la gran fantasía que la rodea, además de su mensaje, gracias a su mente abierta aislada todavía de cualquier contexto adulto.
Es una cinta para luego digerir y trabajar en familia. Con ella podemos hablar sobre la conmoción que supone perder a una persona amada, y todo lo que conlleva para el desarrollo personal de aquellos pequeños que sufren estos acontecimientos.
Pero no todo es tristeza y llanto. La historia contiene hermosas imágenes que rescatan la mejor tradición del cuentacuentos. El monstruo construye una serie de leyendas que harán que Connor comprenda hacía donde va destinada su vida a partir de este punto tan dramático. Además de hacer un curioso homenaje a los que ya no están con nosotros, tal y como ocurre con la figura del abuelo.

Connor experimentará lo que es convertirse en un adulto

Connor experimentará lo que es convertirse en un adulto

La película se beneficia de una interpretación in crescendo del joven Lewis MacDougall, en cuyo rostro, a medida que va avanzando el relato, veremos las primeras cicatrices de eso que llamamos hacernos mayores. Acompañan a MacDougall la siempre imponente Sigourney Weaver y, Felicity Jones, una actriz que pronto se pondrá todavía más de moda cuando se estrene el nuevo capítulo de la saga Star Wars. Y aquellos que se atrevan con la versión original obtendrán como regalo la profunda voz de Liam Neeson, encarnando al monstruo protagonista del título.

Recuerdo que cuando se estrenó E.T. el extraterrestre muchos jóvenes iban con sus amigos a verla, para posteriormente ir con su familia. Hasta incluso gente más mayor, que apenas había pisado un cine en los últimos años, también la disfrutaron. Una película que unió generaciones ya que, en el fondo, cuenta algo intrínseco a todos: el sentimiento profundo por las personas que nos rodean y nos aman. El film de Bayona, salvando las distancias, contiene los mismos ingredientes.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>