Damas oscuras: un libro ideal para celebrar Halloween en familia

familias activas halloween

Si comparamos la tradición del Día de los Santos con la de Halloween, está claro cuál prefieren los peques. Es una oportunidad genial para afrontar la muerte y el mundo espiritual desde un punto de vista completamente diferente. Sabéis, Familias Activas, que nos encantan las actividades diferentes, así como crear nuestras propias experiencias de determinadas festividades. Halloween es una ellas. De hecho, os proponemos que recurráis al magnífico libro Damas oscuras, si tenemos adolescentes en casa y que organicéis vuestro propio evento, ¿queréis saber un poco más?

Fiesta de Halloween en casa con 20 Damas oscuras

El siglo XIX y el Romanticismo es una fuente de historias de terror, de cuentos y novelas que introducen el más allá en el centro.  20 damas  oscuras es un ejemplo de ello. Le editorial Impedimenta ha recogido una veintena de cuentos de fantasmas de escritoras victorianas que no os dejarán indiferentes. Y no se trata de escritoras cualquiera, sino que estamos hablando de las más prestigiosas de la época, de hecho, muchas de ellas están en los planes de estudio, por lo que también nos servirá a todos para entrar en contacto con ellas de una manera escalofriantemente divertida.

Dividid los cuentos y representadlos en casa

Os proponemos lo siguiente: en primer lugar, lo mejor es decorar todos juntos las salas comunes, como el comedor, los pasillos de casa o la cocina. Aunque es verdad que no puede faltar la calabaza, podemos inspirarnos en los cuadros victorianos del siglo XIX. Esos ambientes aparentemente naturalistas que siempre esconden algo más, un secreto oculto tras una sonrisa blanquísima, unas ojeras, o nos ojos de un color extraño. Esas pieles blancas con iluminaciones sombrías que llevan a la figura melancólica e intrigante al primer plano.

Se trata de ¡Convertir nuestro hogar en una casa del terror!, por lo que el recorrido por la misma debería tener un orden. Orden que podríamos señalar con flechas o calaveras fluorescentes colgadas o pegadas en la pared

Asimismo, como cada miembro de la familia leerá una serie de cuentos para nuestra fiesta de Halloween, lo ideal es que cada uno se ocupe de una historia. Una vez que la hayáis trabajado y comprendido bien, será la hora de escoger una habitación de la casa para ambientarla acorde con la narración. De esta manera, podremos llevar a la realidad aquello que hemos imaginado. Incluso, estaría bien que los trajes y demás materiales fueran reciclados y que tuviéramos que comprar lo menos posible.

Por último, será el momento de pasar a la acción y comenzar el viaje por nuestra casa del terror. El recorrido será común y al entrar en cada dormitorio, tanto los chicos como las mamis y papis contaremos el cuento que nos ha tocado. Tenéis que meteros bien en el papel, incluso podéis interpretar a uno de los personajes de los mismos y hacer completamente vuestra la historia. Lo importantes es pasárselo bien y recuperar esas historias de terror que nos harán pasar una noche de Halloween única.

Después de esto, podemos seguir la fiesta con una buena peli de terror, en pareja o con los niños. Teniendo en cuenta lo importante que es la vida social para los adolescentes, lo más probable es que ellos opten por continuar la fiesta con sus amigos, por qué no hacer nosotros lo mismo? Así que tendríamos tres opciones, quedarnos en casa con una buena peli, aprovechar la decoración de la casa y montar nuestra propia fiesta allí con nuestros amigos o salir a dar una vuelta tomar algo. Incluso, ¿por qué no? Podemos hacer esta actividad de Halloween en casa con los amiguitos del cole de los niños  y su familia y ¡Compartir una noche de miedo todos juntos! ¿Qué preferís?

 

 

 

 

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>