Cobh, la última escala del Titanic

cobh-irlanda
La historia del RMS Titanic, y su fatídica noche del 14 al 15 de abril de 1912, ha inspirado a numerosas obras literarias, musicales y cinematográficas. El viaje inaugural desde Southhampton a Nueva York, del que tendría que haber sido el buque insignia de la White Star Line acabó en la consabida tragedia. Sus restos, en grave peligro de desaparición, reposan desde entonces a 3.821 metros de profundidad en el Atlántico Norte.
Hoy os proponemos hacer un viaje hasta Irlanda siguiendo la última escala de este lujoso trasatlántico. Todo un pretexto para visitar una de las regiones más bellas de la Isla Esmeralda.

En Irlanda del Norte, en concreto en Belfast, fue donde se construyó. Sus astilleros vieron nacer a este medio de transporte marítimo, cuyas dimensiones aun hoy en día asombran. Y fue la localidad de Cobh, en el extremo sur de la isla, la elegida para realizar la última escala antes de partir hacia los Estados Unidos.

La estatua de Annie Moore y sus hermanos refleja la tradición inmigrante de las gentes de Irlanda.

La estatua de Annie Moore y sus hermanos refleja la tradición inmigrante de las gentes de Irlanda.


El 11 de abril de 1912, cuando esta ciudad se hacia llamar Queenstown por los británicos, el célebre navío arribó a sus costas. En su puerto subieron abordo 113 pasajeros de tercera clase y 7 de segunda, mientras otros 7 bajaron del mismo. Entre estos últimos se encontraba el padre jesuita Francis Browne, que nos regaló para la posteridad una serie de fotografías realizadas por él, consideradas las últimas antes de su hundimiento tres días más tarde.
En el Titanic Experience se puede hacer una visita virtual de los acontecimientos de 1912 vinculados al Titanic.

En el Titanic Experience se puede hacer una visita virtual de los acontecimientos de 1912 vinculados al Titanic.


Ya de por sí visitar este lugar ofrece agradables paseos por sus calles y puerto. Y si uno quiere completar la jornada lo puede hacer acudiendo al Titanic Experience de Cobh, localizado en las antiguas oficinas de la White Star Line. En su interior hay una visita virtual de una media hora de duración en la que los visitantes pueden conocer más detalles del paso del Titanic por estas aguas.
Debido a su tamaño el barco se encontraba anclado a un par de millas en la ensenada del puerto, por lo que los pasajeros tenían que se trasladados en lanzaderas. Aun hoy en día se conservan, o al menos eso dicen, unas vigas de madera donde la gente esperaba ser transportada.
El Titanic Memorial Garden se encuentra a unos veinte minutos a pie del centro de Cobh.

El Titanic Memorial Garden se encuentra a unos veinte minutos a pie del centro de Cobh.


También se puede visitar el llamado Titanic Memorial Garden a unos 15 o 20 minutos a pie del centro de Cobh. En él un monumento de cristal refleja los nombres de las 123 personas que subieron. Aquellos que aparecen con una estrella sobrevivieron a la tragedia.
En días claros merece muchísimo la pena acercarse caminando hasta este lugar. Desde el Memorial se disfrutan de unas visitas espectaculares de la ensenada de Cobh y del puerto de Cork.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>