Una rana en la luna, una obra para pequeños con alma de exploradores

una rana en la luna

Uno de los recuerdos más alegres que tengo de mi infancia está ligado a la Rana Gustavo y a todos sus amigos de The Muppet Show (Los Teleñecos) y Sesame Street (Barrio Sésamo). Por ello, cuando tuve la oportunidad de poder llevar a mi pequeña de tres años recién cumplidos a un espectáculo en el que una rana es la protagonista no lo dudé. ¡Y acerté de lleno!

La cita era en Luchana Kids, un espacio de cultura y diversión para los más pequeños, de los Teatros Luchana (antiguos cines Luchana en el madrileño barrio de Chamberí). Sobre el escenario la dramaturga Irene Soler presenta Una rana en la luna, un delicioso espectáculo en el que se despierta la sensibilidad de nuestros bebés a través de los sentidos gracias a una puesta en escena con música y canciones (en la que los peques y papás podemos participar), sonidos, juego de luces y colores. En definitiva, se crea un mundo onírico y mágico para nuestros pequeños, quienes no solo interactúan con los protagonistas, si no que además se suman a la obra al estar presentes durante todo el espectáculo sobre el escenario.

Una obra para pequeños con alma de exploradores

una rana en la luna

La protagonista de la historia que nos ocupa es un rana cuyo nombre es Nana. Aunque vive en un acogedor lago con sus amigos los peces, ella tiene un sueño: quiere ser exploradora y quiere ir a la luna. ¿Lo logrará? Sin hacer spoiler sobre si Nana será o no la primera rana en poner el pie en la luna cual Neil Amstrong, ésta recibirá la visita y la ayuda de sus amigos Pájaro, Tortuga y Serpiente en su aventura, personajes a los que dan vida los actores Francisco Pacheco y Estefanía Rocamora.

Una rana en la luna (sabádos y domingos a las 11.30 horas) es un espectáculo para bebes y pequeños hasta los cuatro años. Y bien puede servir para iniciar a nuestros hijos en el lenguaje teatral y escénico donde poder disfrutar en directo de música y de juegos de luces y colores. Además, aunque nuestros hijos son muy pequeños, la obra es toda una oportunidad para que puedan empezar a interiorizar la importancia que tienen los amigos en nuestras vidas y el valor de la ayuda y la cooperación. De igual forma, dejar la semilla en nuestros peques del mensaje de que no hay fronteras (como el pequeño lago de nuestra Rana Nana) para nuestros sueños y que en nuestra voluntad y determinación está el éxito. En definitiva una preciosa obra de títeres, de una duración aproximada de 30 minutos para que los peques lo aguanten bien y no se cansen, que juega con los sentidos para que este público exigente disfrute de una historia de superación y de romper barreras.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>