Un domingo de libro, un Sant Jordi diferente

dia-del-libro-sant-jordi

El Día del Libro no es un día cualquiera. Es especial, celebramos nuestra humanidad, nuestra capacidad de crear, de inventar. Por esta razón, dicha festividad se merece que pongamos toda nuestra creatividad y fuerza innovadora. Ya sé, lo habitual es que os recomendemos que visitéis las mejores ferias del libro y que participéis en talleres para niños. Hoy no va a ser así, al menos no del todo. Os proponemos algo distinto, íntimo, una experiencia literaria para la familia, cada una la suya, pero ¿cómo se consigue? El primer paso, Familias Activas, es mirar hacia adentro y pensar en qué os hizo amar los libros, a pesar de la presencia omnímoda de la televisión. A partir de aquí, diseñaremos el Día del Libro perfecto y nos conoceremos mejor.

Un día literario en el Día del Libro

Desayuno en Hogwarts para Sant Jordi

Quizá lo más complicado sea introducir a los niños y adolescentes en ese momento mágico que queremos pergeñar. Lo mejor es, por tanto, dedicar ese primer momento del día a ellos. Teniendo el cuenta el éxito que tiene Harry Potter entre los más pequeños, podremos empezar con la recreación de la mesa del comedor de Hogwarts, con los cereales favoritos de los magos y, por supuesto, con ese huevo cocido tan típico del desayuno inglés. Antes de que comiencen a devorar, sería perfecto leer un fragmento de uno de los capítulos de la saga situados en esta comida y ¿por qué no? Estaría genial hacerlo disfrazados o con algún elemento que recuerde al look de los personajes.

Lectura en el zoo: El libro de la Selva

Si tus hijos están en sus primeros años, les encantará este plan: una visita por el zoo, con la historia de Kipling en las manos. Cada vez que veáis un animal que aparezca en la novela, podéis leer un fragmento, mientras los pequeños observan cómo se comportan los protagonistas del relato. Lo ideal sería que jugarais con las voces para que se adentren en el universo del cuento, ¿te imaginas sus caritas al ver cómo se mueven los héroes de sus fantasías?

dia-del-libro-sant-jordi

Tiro con arco: Los juegos del hambre

En el caso de que se trate de adolescentes, una de las mejores alternativas es optar por Los juegos del hambre. Para celebrar el libro más popular en los últimos tiempos, elige un centro de ocio donde podáis practicar tiro con arco. En esta ocasión, podéis escoger uno de esos momentos en los que se discute sobre la necesidad de libertad y el pensamiento crítico. Este es un tema con el que disfrutan mucho, incluso sería perfecto para hablar sobre la autoridad y su relación con ella. Es una muy buena excusa para conversar abiertamente sobre cómo os sentís como padres e hijos y los roles asignados.

Como agua para chocolate: comida mexicana

Esta es una de las novelas que más impronta tuvo en mi adolescencia y no son pocas las ocasiones en las que pienso en ella. Esta es la razón por la que incluiré algunas de sus recetas en este día. Cada receta del relato está vinculada a un episodio concreto. Seleccionad el platillo que más os exponga y leed el pasaje que tenga el mismo efecto. En casa nos decantaremos por el episodio en que Gertrudis se va de casa y por el momento en que la madre de Tita le informa de que nunca podrá casarse por ser la benjamina. Además de ser bastante impactantes, representan conflictos que, por distintas razones, nos tocan muy de cerca.

dia-del-libro-sant-jordi

Tarde de Feria del Libro: cata a ciegas

Ahora sí, toca ir a a la Feria del Libro, pero no en busca de lo bueno conocido, mejor emprender una exploración por lo desconocido ¿Qué os parece si compráis títulos que no conozcáis? ¿Autores de los que no tengáis apenas noticias? Este es el juego: echáis un vistazo al primer párrafo del texto y compráis el que más os guste. Os ponéis enseguida con él y en un mes, os confesáis si habéis acertado o no y por qué. El que esté más contento tendrá derecho a decidir cuál será la próxima actividad en familia, ¿qué os parece?

Evidentemente, las obras seleccionadas son solo ejemplos. Lo deseable es que las decisiones sean absolutamente personales, pero siempre con la finalidad de dialogar, conocerse, ¿acaso esta no es la función de la literatura?


También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>