Salir a caminar: beneficios para los niños

Salir a caminar: beneficios para los niños

En muchas ocasiones hemos oído hablar de los beneficios que tiene caminar para nuestra salud. Pero seguro que no te has parado a pensar mucho en los beneficios que caminar también tiene en los niños. Andar no es solo cosa de mayores también lo es de pequeños. ¿Quieres saber cuáles son los beneficios que tiene caminar para los niños?

Beneficios de caminar en los niños

  1. Caminar ayuda a combatir la obesidad infantil. Por desgracia, cada vez son más los niños que sufren de obesidad. Lo que por otro lado, no es de extrañar dada la vida sedentaria que muchos de ellos llevan. Es nuestra responsabilidad combatir la obesidad en los niños, por ellos y por su futuro. Nada de pasar la tarde sentados delante de la tele. ¡Hay que salir! Andar es un ejercicio suave, que no necesita prácticamente equipación. Podemos caminar casi en cualquier momento del día lo que ayudará a que nuestros peques gasten calorías.
  2. Caminar mejora la capacidad física del niño mejorando su resistencia, agilidad, fortaleciendo sus músculos y cuidando su salud cardiovascular y mejorando también la capacidad pulmonar. Aunque parezca que caminando no estamos poniéndonos en forma, lo cierto es que andar nos ayuda a respirar mejor, a que nuestro corazón esté más fuerte y nuestros músculos más tonificados. Da igual que tengamos 5 años, 25, 45 o 75.
  3. Caminar afecta positivamente a su estado de ánimo y les ánima a realizar otras actividades físicas. ¿A qué cuánto más activos estáis, más cosas queréis hacer y mejor os encontráis? Pasar toda la tarde en el sofá, hace que nos aburramos más, tengamos menos ganas de salir y de hacer nada. Debemos proponernos ser familias activas, energéticas y activas. Empecemos por andar y todo lo demás vendrá después.

Salir a caminar: beneficios para los niños

  1. Salir a caminar mejora la concentración del niño, mejorando su rendimiento escolar y muy importante su capacidad de aprendizaje. Dicen que las personas más inteligentes y más exitosas tienen algo en común: dan largos paseos. Beethoven, Mark Twain o Steve Jobs son solo algunos ejemplos de genios que solían dar largas caminatas y es que andar ayuda a ordenar las ideas en la cabeza.
  2. Caminar les ayuda a relajarse y dormir mejor. Los niños tienen mucha energía, tenemos que ayudarles a consumir y canalizar esa energía así llegaran a la cama, relajados y preparados para un sueño reparador.
  3. Caminar les permite pasar tiempo al aire libre, entrar en contacto con la naturaleza y respirar aire puro. Aunque no hace falta irse al campo para dar un paseo, andar es la excusa perfecta para salir a practicar senderismo o ir a recoger setas. Es imprescindible que los niños salgan aunque sea por unas horas del agobio de las ciudades.
  4. Salir a pasear es un buen momento para pasar tiempo en familia, reforzar los vínculos, hablar y tener un rato de calidad entre padres e hijos. ¿Qué más podemos pedir? Hablar y escuchar a nuestros hijos mientras hacemos ejercicio…

Cómo iniciar a los niños en el hábito de andar

Si en casa no sois muy deportistas, puedes empezar introduciendo nuevas rutinas para fomentar que los niños caminen por ejemplo, ir caminando al colegio, a casa de los abuelos, al parque, etc.  A continuación puedes dar paseos cortos por las tardes. No se trata de andar 20 kilómetros el primer día. Se trata de que los niños no dependan del coche, nosotros no debemos hacerlo tampoco. Finalmente organiza paseos y caminatas los fines de semana. Caminar es fácil, bueno para la salud y lo pueden hacer todos los miembros de la familia independientemente de su edad y condición.
caminar-beneficios-ninos-02

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>