Por qué tienes que ir a ver ‘El Test’

test
Desde su primera temporada en la cartelera madrileña (ya van por la tercera), llevo intentando ir a ver esta obra. El boca a boca de amigos, compañeros de trabajo y los distintos posts en redes sociales y periódicos despertaron en mí el interés por esta pieza teatras, sin saber nada más en cuanto a la trama, solo una frase: “Tienes que ir a verla, es superdivertida”.

Entiendo el éxito de ‘El Test’

Sin embargo, la frase con la que comienza El Test -actualmente dentro de la programación del Teatro Cofidis Alcázar de Madrid- ‘¿Qué prefieres: cien mil euros ahora mismo o un millón de aquí a diez años?’ parece presagiar más un drama que una comedia, y es que lo que empieza siendo un supuesto teórico, un simple test de personalidad, irá poco a poco haciéndose realidad y dejándote clavado en la butaca hasta saber cuál es la decisión de Héctor (Antonio Molero) y Paula (Marta Belenguer), cuando Toni (Luis Merlo), uno de sus mejores amigos, les plantea este test que ha elaborado Berta (Marina San José), su actual compañera y su anterior psicóloga.

Entre risas y pequeñas bromas de viejos amigos, de historias y anécdotas vividas, estos cuatros personajes van hablando de esta hipotética posibilidad, hasta que el dilema, hasta entonces hipotético, se convierte en real, y es que Toni (Luis Merlo) coloca el dinero encima de la mesa y es en este momento en el que Héctor y Paula también ponen encima de esa mesa sus problemas económicos, la realización de sus sueños, sus renuncias y su relación de pareja. Ya no solo hablan de amistad, sino también de decisiones en pareja, sin perder la frescura de un lenguaje vivaz y cómico hasta ese momento.

el test 2

Y en esa charla, en ese poner encima de la mesa, no solo están ellos, sino también las teorías de Berta, inspiradas el libro de Walter Mischel The Marshmallow Test (El test del malvavisco), dando respuestas de niña aplicada a las preguntas de un Hector cada vez más práctico y convencido de que se construye más a una persona por la fe en sí misma, que por la mano tendida de un profesor o por las expectativas que sus padres ponen en ella.

Todo esto fluye en algo más de hora y media de risas, y también de silencios de un público expectante en el patio de butacas por saber qué decisión toma cada uno de los cuatro personajes y, por ver una vez tomada, que personaje serían ellos.

Tú, ¿qué harías? Hasta que no cruzas la puerta del Teatro Cofidis Alcala no sabes si serás un Hector o una Paula, o quizás un Toni. Y mientras yo sigo buscando quién soy, recuerdo la frase que me decía mi abuelo muchas veces: “Que no te pongan dinero delante”, porque

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>