Picnic en Bosque de la Herrería (El Escorial)

escorial 2

Con la llegada del buen tiempo, nuestras propuestas para el fin de semana crecen como las flores en primavera. A nuestras actividades en museos, teatros y parques de Madrid, ahora le sumamos las salidas a la naturaleza para respirar aire puro y resetarnos todos en familia. ¿Quieres conocer nuestro nuevo destino?

Descubriendo el Bosque de la Herrería

escorial

Botella de agua fresquita, bocadillos de tortilla de patatas, ropa cómoda, protección solar y ganas de pasarlo bien. Así de bien equipados nos subimos en el coche papá, mamá, hija mayor e hija menor para recorrer los poco más de 50 kilómetros que separan la capital de España de San Lorenzo del Escorial, un pueblecito que, además de su conocido Real Monasterio ideado en la segunda mitad del siglo XVI por Felipe II y su arquitecto Juan Bautista de Toledo, esconde rincones secretos para perderse.

Hoy, en Familias Activas, queremos descubrirte el área recreativa de El Bosque de la Herrería, un espacio natural perfecto para hacer una mini ruta con los niños. La que nosotros hicimos constaba de dos kilómetros y medio y, tanto los de 8 años como los de 4 años, la concluyeron sin ningún tipo de problema. Eso sí, para que no se hiciera pesada, hicimos pequeñas paradas para coger palos, piedras y flores, colarnos en alguna casa árbol mágica que descubrimos en mitad del camino y deleitarnos con las vistas al Monte Abantos y a la fachada posterior del monasterio. ¡Increíble!

Tras nuestra pequeña senda, ¡tocaba reponer fuerzas! Así que nos dirigimos a la área de mesas y bancos y, mientras los mayores sacábamos la comida, los niños hacían escalada en los árboles de la zona, hablaban con la vacas que estaban cercadas en una parcela o jugaban a hacer sus propias propuestas culinarias con arena.

Nosotros lo hemos descubierto esta primavera, pero promete ser un destino familiar en otros épocas de año. En verano para huir de las altas temperaturas de la metrópoli y refrescarnos un poco; en otoño, para recolectar setas; y en invierno, para disfrutar dando vida a muñecos de nieve de todos los tamaños y haciendo guerras de bolas. En resumen, cualquier día de los 365 que tiene el año es perfecto para visitar El Bosque de la Herrería en el Escorial. ¿Te animas?

Después de leer el post, seguramente te habrán entrado ganas de organizar una visita a este mágico lugar. Pero si te quedan dudas, te diré que se creó un ambiente tan distentido y relajado que por al caer el sol, adultos y niños, dormimos a pierna suelta. ¡Todo un lujo en una casa en la que cada noche se despierta una de mis hijas con cualquier tipo de “excusa”: “mamá, pis”, “mamá, agua”, “mamá, la luz”, “mamá, tengo calor”, “mamá, hay un monstruo en mi habitación”. ¿Te suenan, verdad?

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>