Padre no hay más que uno

padre-no-hay-mas-que-uno-santiago-segura
Algunas voces críticas, y no son pocas, se han llevado las manos a la cabeza al comprobar como Santiago Segura se ha pacificado en sus planteamientos, dejándose llevar por la tendencia familiar y estandarizada del cine moderno. El estreno de Padre no hay más que uno viene a confirmar el cambio iniciado en Sin rodeos (2018) por el que fuera director de la saga Torrente. Una tendencia, por otro lado, sumamente acertada.
Segura ya evidenciaba signos de agotamiento desde la tercera parte de su policía casposo, y, aunque dejó el pabellón bien alto con su quinta aventura, necesitaba a gritos un cambio de registro hacia otro tipo de películas. Lo curioso del nuevo film es su aporte a la comedia española introduciendo en ella los ritmos y estilo de las producciones norteamericanas. Hunde sus raíces en títulos clásicos como Trece por docena (1950) de Walter Lang, y en especial en el remake de la misma, Doce en casa (2003), protagonizado por Steve Martin. Sin ir más lejos, el film de Segura es, a su vez, otro remake de una película argentina titulada Mamá se fue de viaje (2017), cuyo guion ha sido adaptado también en México.
padre-no-hay-mas-que-uno
Padre no hay más que uno contiene grandes dosis de enredo que harán las delicias del público familiar. El director se ha rodeado para ello de un magnífico elenco de actores infantiles. Los niños actúan con una naturalidad y un desparpajo pasmoso. El ejercicio de casting es muy notable, alejándonos del desastre que supuso el año pasado Los futbolísimos (2018). Junto a los menores se vienen a sumar el propio Segura, quizás la interpretación más forzada de todas, además de Toni Acosta, Silvia Abril y Leo Harlem.
Lo curioso es observar, dentro del espíritu de comedia blanca que rodea la propuesta, como el director no renuncia del todo a su humor particular. El guion, firmado por él junto a Marta González de Vega, saca punta sobre asuntos cotidianos como los grupos de wasaps creados por los padres. Este motivo da lugar a más de un gag descacharrante, a la vez que crítico, ante este tipo de prácticas escolares. Y es que no nos engañemos, más de uno piensa que los colegios funcionaban mejor cuando esta tecnología no existía.
padre-no-hay-mas-que-uno-segura
Si hay que sacarle una pega a esta película sería la inclusión, a modo de cameos, de los “amiguetes” de Santiago Segura. Su presencia, si bien puede extraer una sonrisa de complicidad en ocasiones, nos saca del entorno de ficción que se ha creado. La aparición de personajes como el youtuber Rubius resulta un lastre, por mucho que se empeñe en autoparodiarse.

Y ya puestos, sería interesante que la próxima vez el director optase por un trabajo original, y no por otra versión de algo ya hecho.

Aquí en este enlace os dejamos el tráiler.
padre-no-hay-mas-que-uno-toni-acosta

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>