Madagascar, el musical: de la gran pantalla al escenario

madagscar

La amistad rompe, sin duda, todas las barreras. Este es el precioso mensaje que, junto a un estupendo sabor de boca, nos dejó a toda la familia Madagascar, el musical en vivo, que está basado en la película de DreamWorks y se puede disfrutar actualmente en el Teatro de la Luz Philips, en la Gran Vía madrileña.

Si te gustan los musicales,  este es tu espectáculo, ya que incluye todos los ingredientes para conseguir que disfrutéis de verdad toda la familia: un photocall a la entrada para que los más pequeños se hagan fotos al más puro estilo premier y 1 hora y 45 minutos de bailes, música, una historia que atrapa (aunque hayas visto como nosotros la película mil veces, de hecho, en el musical quedan patentes muchas más cosas que en la película) y, lo más importante, unas voces maravillosas que no nos dejaron indiferentes a ninguno.

La historia reproduce fielmente la que se cuenta en la película original, incluyendo a todos sus protagonistas: Alex el león, la gran estrella del zoo de Nueva York, con una vida fácil a la que no quiere renunciar por nada del mundo; Melman, la jirafa hipocondriaca y enamorada tan acostumbrada al mundo del zoo que casi cree que es un humano; Gloria, una hipopótama valiente, decidida y que asume el liderazgo frente a las dudas de sus compañeros, y Marty, la cebra, el mejor amigo de Alex y un soñador empedernido que, junto a los irreverentes pingüinos (Skipper, Rico, Private y Kowalski) va a dar un giro de 180º a las vidas de sus compañeros al embarcarlos en un viaje que los llevará a descubrir quiénes son realmente, a superar todas sus convicciones y a conocer un mundo nuevo en el que viven el alocado y divertido Rey Julien junto a Maurice y Mort, aterrorizados permanentemente por Los fosa.

Un espectáculo al más puro estilo de Broadway

madagascar el musical

Como la maternidad me ha tenido alejada de los espectáculos para adultos desde hace mucho más tiempo del que me gustaría, había olvidado los buenos ratos que se pueden pasar con ellos; por eso, cuando empezó la función y uno a uno se fueron presentando todos los personajes me dejaron impresionada por sus voces y su profesionalidad sobre el escenario. A esto se suma que el montaje es espectacular (con un dispositivo central que se camufla como las diferentes estancias por las que pasan los personajes) y que el sonido ambiente también es muy bueno, por lo que los mayores lo pasamos igual de bien que los pequeños.

Otro aspecto destacable es la caracterización de los protagonistas. Sus disfraces están muy bien conseguidos, por lo que pasa fácilmente desapercibido el hecho de que son actores, y no animales reales.

Y para terminar, si ya ibas echando en falta una noche de baile y risas… aprovecha y disfruta del fin del espectáculo y déjate llevar por el ritmo de Yo quiero marcha, marcha, junto a un remix de todas las canciones que se oyen en la función, rememorando tus años de adolescente, mientras los protagonistas se pasean entre las butacas y tus hijos no dejan de mover el esqueleto.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>