Leer en familia: La niña que salvó los libros

la niña que salvó los cuentos

¡Está claro que no podemos obligar a nuestros hijos a que lean, pero sí podemos fomentarles el amor por los libros! En casa, por ejemplo, cuando que hay un motivo para regalar algo (caída de un diente y visita del Ratoncito Pérez, las buenas notas de final de curso, Papá Noel y los Reyes Magos…) siempre llega un libro.

A través de la lectura el niño aprende, aumenta su vocabulario, mejora su concentración, se divierte y… ¡potencia su imaginación! Todos los libros ayudan a que el pequeño adquiera estos beneficios para sí mismo, pero existen algunos libros que, por su historia, son aún más mágicos.

¿Por qué es importante leer? ¿Qué pasa con los los libros que no se leen? ¿Qué ocurre con ellos? A partir de estas preguntas comienza a desarollarse la historia de Anna, protagonista de La niña que salvó los libros (B de Block), una apasionada de la lectura. Al enterarse de que  los ejemplares que nadie quiere tomar prestados de la biblioteca,  desaparecen y se destruyen y, con ellos sus personajes, Anna emprende un extraordinario viaje con una misión que nadie ha logrado hasta entonces: salvar a los libros del olvido.

Y en esta aventura que Anna acaba de comenzar, se cruza en su camino un título muy especial, El bosque embrujado, una historia con la que desde un principo se sentirá enganchada y que le llevará a no poder parar de leer. Pero… justo cuando está llegando al final… ¡ocurre algo muy extraño: la última página está en blanco!

Las vivas ilustraciones de La niña que salvó los libros

la niña que salvó los cuentos 2

Las ilustraciones, obra de Lisa Aisato, galardonada con el Premio Ordknappen 2018, uno de los premios más importantes de Noruega, son tan vivas que a veces es sientes cómo los ojos de Ana te observan. Quizás por eso a mi hija pequeña (3 años) le intimidaban, pero a pesar de esta circunstancia, cuando se lo leí por primera vez solo me decía: “¡Sigue mamá!”. A la mayor la fascinó tanto la historia como los dibujos, y lo sé porque la he pillado más de un día releyendo el cuento en su escritorio, y es que el hecho de que la protagonista sea una niña como ella y que arrastre a un colegio entero en esta apasionante aventura de encontrar el final de un cuento hace que se meta más en la historia.

Investigando más sobre La niña que salvó los libros y sobre su autor, Klaus Hagerup, he descubierto otro libro firmado por este escritor noruego, La biblioteca mágica de Bibbi Bokken, que promete ser una de nuestras próximas lecturas. ¡Pero esa ya será otra historia que te contaré en otro post! Solo te adelantaré el final del mismo: “Por primera vez en mi vida entendí lo que es un libro. Un libro es un mundo mágico repleto de pequeños signos que pueden resucitar a los muertos y darles vida eterna. Uno se hace sabio leyendo libros”.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>