La vida de Calabacín, una pequeña gran joya animada

la-vida-de-calabacin

Desde este viernes llega a la cartelera española la que es probablemente una de las cintas animadas más curiosas y sensibles de los últimos años: La vida de Calabacín. La historia gira alrededor de un niño que, después de perder a su madre, tiene que vivir en un hogar de acogida para otros pequeños huérfanos de su misma edad. Inicialmente se encuentra con no menos problemas, pero poco a poco logra hacer nuevos amigos inseparables. Calabacín, gracias a todas estas experiencias, descubrirá el verdadero sentido de la amistad, el amor y, lo que es más importante, una nueva familia.

Calabacín encontrará el verdadero sentido de la amistad

Calabacín encontrará el verdadero sentido de la amistad

El film, de origen suizo, viene abalado por un buen puñado de grandes triunfos, entre los que destaca, el premio César a la mejor película animada y mejor guion adaptado; además de lograr el premio del público en el Festival de Cine de San Sebastián, el mejor film animado del año de los Premios del Cine Europeo y el premio de la crítica del Festival de Cine de Tarragona REC 2016, compartido ex aqueo con María (y los demás) de Nely Reguera.
Su éxito europeo le ha servido para llamar la atención en la Academia de Cine en Hollywood, logrando colarse en la categoría de mejor película de animación, junto con otras nominadas como Kubo y las dos cuerdas mágicas, Vaiana, La Tortuga Roja y Zootrópolis.

Las artesanales técnicas del stop-motion crean la magia de esta película

Las artesanales técnicas del stop-motion crean la magia de esta película


Claude Barras dando los últimos retoques a la casa de Calabacín

Claude Barras dando los últimos retoques a la casa de Calabacín

La película tiene la habilidad de contarnos con especial delicadeza algunos temas un tanto peliagudos. Claude Barras, su director, ha invertido más de una década de trabajo en su realización. Ya solo el proceso de rodaje le ha llevado nada menos que cuatro años, que han dado como resultado esta pequeña gran joya.
El formato escogido para la animación es la técnica denominada como stop-motion, consistente en generar el movimiento de los personajes realizando tomas fotograma a fotograma. Un proceso, altamente artesanal, que combina con gran maestría la creación de maquetas a modo de escenarios, junto con una serie de personajes que parecen salidos de los sencillos dibujos de un niño. En este sentido La vida de Calabacín consigue atrapar con sus imágenes a los más pequeños, mientras que, de manera absolutamente educativa, trata problemas sociales y familiares muy candentes en la actualidad. Sin duda sus creadores han desarrollado un producto que va más allá del simple entretenimiento, creando una herramienta excelente para su trabajo en las aulas.

Claude Barras, su director, posando con el pequeño Calabacín

Claude Barras, su director, posando con el pequeño Calabacín

De entrada, la idea de presentar a un protagonista que debe asumir la pérdida de su madre, ya resulta revolucionario a este respecto. Por su parte el orfanato tampoco quiere ser un lugar de tristeza, sino todo lo contrario. Los niños lograrán transformarlo con sus sueños y aventuras personales, en un viaje emocional casi constante.
También su director se acerca a los sentimientos propios del primer amor. Calabacín descubrirá en Camille una auténtica alma gemela con un pasado igual de complicado. Ambos, tras las dudas iniciales, superaran sus propias heridas, encontrando el motor fundamental que empuje a sus corazones.

Camille y Calabacín en una salida con sus amigos del orfanato

Camille y Calabacín en una salida con sus amigos del orfanato

Todo ello se nos presenta a modo de cuento infantil, de esos de tapa dura, pocas páginas y dibujos grandes. Y hablando de libros, es ineludible recomendar la novela del mismo título, de la que parte la idea de este film animado. Una obra escrita por Gilles Paris que, gracias al reciente estreno en cines, ha logrado regresar a las librerías españolas tras su primera publicación en 2004.

la-vida-de-calabacin-gilles-paris

Os animamos, nunca mejor dicho, a que veáis a modo de avance el tráiler de esta hermosa película. Lo encontraréis pinchando el siguiente enlace.

Calabacín y sus grandes amigos del orfanato

Calabacín y sus grandes amigos del orfanato

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>