La libreta roja, un libro para disfrutar de la paternidad y la maternidad

libreta roja

“Si has elegido este libro creyendo que gracias a él te vas a erigir en el padre más perfecto del mundo mundial, estás muy equivocado pero que muy equivocado. Y es que, en lo que se refiere a la crianza, y por mucho que afirmen los gurús, no hay trucos infalibles ni fórmulas mágicas”. Son palabras de Carlos Escudero, autor de La libreta roja, 100 tips de paternidad que todo bebé debería traer bajo el brazo (Ediciones Lunwerg), un libro que intenta poner un poco de comicidad a esta experiencia de ser padres que está llena de luces y sombras.

Un manual, una guía, un libro de autoayuda, ¿qué es ‘La libreta roja’?

Porque… que levante la mano quien sea capaz de dibujar una sonrisa en su cara después de haber estado media noche en vela recorriendo el pasillo de la casa con el bebé en brazos para intentar dormirlo. ¡Nadie, absolutamente nadie! Ni esos seres nocivos que se aparecen a tu alrededor en el mismo instante en el que haces público tu nuevo rol -el de padre- y que Carlos Escudero divide en “creepy mum” (esa mujer silenciosa y perversa de avanzada edad a la que le faltará tiempo para contarte su historia del embarazo, haciendo hincapié en los hechos menos amables del parto y que exagerará hasta límites insospechados), opinólogos (padre listillo del parque, suegra, vecina muy mayor de tu escalera…), niñofóbico (gente gris y amargada que ha olvidado que alguna vez muy lejana también fue niño y todo lo que huele a pañales, biberones o chupetes le espanta) y, por último, el padre molón (o también bautizado como el padre perfecto que llega a todo: trabajo, familia, causas sociales… ¡un diamante en bruto!).

El truco para disfrutar de la paternidad

libreta roja 2

Pero La libreta roja es, además, una “enciclopedia” muy particular con la que podrás aprender un montón de cosas que nadie, por mucho que diga que lo sabe todo, nunca ha sabido explicarte hasta el momento, como qué son las contracciones de Braxton Hicks, pero también advertirte y ponerte sobre aviso de las consecuencias que un gesto tan simple, como pedir que te incluyan en el grupo de Whatsapp de la guardería de tu hijo, puede tener para tu salud mental. Eso por no hablar de las fiestas de cumpleaños. ¿Se puede sobrevivir a ellas? Sí, y aquí tienes unos cuántos trucos y claves para hacerlo sin ningún riesgo físico.

La paternidad (no es un masculino genérico) es duro, cansado, agotador… (añade aquí los adjetivos que te vengan a la cabeza). Todo el mundo puede con ella, incluso, los más valientes repiten y tripiten. El truco, como se desgrana de la lectura de este hilarante libro que llega acompañado por las ingeniosas ilustraciones de Cristina Torrón, está en dejarse llevar y, sobre todo, en divertirse. ¡La vida sin humor no es vida!

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>