Escapadas a la naturaleza: Casa rural El Enebral

casa rural enebralImagínate un lugar en medio de la naturaleza, pero a su vez bien comunicado (a 45 min de Madrid) y de fácil acceso (carretera de la Burgos, sin coger ninguna secundaria). Un sitio en el que mayores pudiesen descansar y desconectar del mundanal ruido de la metrópoli, mientras que los niños descubriesen con sus propios ojos cómo es la vida de una granja de verdad con animales de verdad  y donde todos acabasen el día cenando una tortilla de huevos amarilla y no blanca, como las que habitualmente se toma en casa. Según te lo describo parece que hablo de un sueño creado en mi cabeza, pero todo esto y más es Casa Rural El Enebral, un establecimiento donde si vas, ¡repites!

La Granja, el gran atractivo de El Enebral

casa rural el enebral

El huerto ecológico y la granja se convierten en dos de las grandes atracciones de la casa rural El Enebral. La granja es, sin duda, la verdadera protagonista del alojamiento con sus animales en libertad: ovejas enanas, cabritas, palomas, gallinas, patos, conejos, burros, caballos, perros o gatos… Las puertas del establo están abiertas durante todo el día y los niños, acompañados por los dueños del local o por monitores, dan de comer a las ovejas, limpian la caca de los burros, ven nacer una cabrita o cogen los huevos que recién acaban de poner las gallinas…

Con relación al huerto, aquí también se muestra todo desde su interior con herramientas adaptadas a los más pequeños para que estos se lo pasen en grande realizando labores como regar, escardar, plantar verduras  o recoger hortalizas que después se utilizan para la cena y se cocinan en el horno de barro que hay dentro de la casa.

casa rural el enebral

Un entorno privilegiado

Otro de los grandes atractivos (otro más si cabe) es que desde este punto y en un círculo de no más 20 minutos en coche se pueden visitar pueblos segovianos con gran historia en sus calles y dotados de bellos monumentos como Pedraza, Riaza o Sepúleveda, pero también existe la opción de pasear por las Hoces del Río Duratón,  llevar la ropa de nieve y subir a esquiar a la estación de La Pinilla o darse un fresquito baño en las piscinas naturales de la zona, en función claro de la época del año que se visite. Y es que cualquier estación es buena para pasar unos días en El Enebral. En invierno la nieve dota a este establecimiento de un encanto único; en primavera, el verde domina el paisaje; llegado el verano, los no más de 30 grados permiten dormir la siesta sin derramar una gota de sudor por el cuerpo y sin olvidar echarse una mantina por encima y en otoño… ¡todo se tiñe de una amplia gamas de colores robles y hayas…!

¿Difícil elección, verdad? Solo un consejo: llama con cuatro o cinco meses vista porque siempre están a tope (se puede alquilar por casa -hay 9- o por habitaciones -dobles y triples-, y todo el establecimiento está preparado para personas con movilidad reducida o para padres con carritos que buscan un lugar sin escalones y con anchos de puertas especiales), aunque también puedes ir solo a pasar el día, sin tener que contratar el alojamiento, pero siempre con reserva previa.

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>