¡El dinero no me cae del cielo! Un libro sobre educación financiera para niños

el-dinero-no-cae-del-cielo

“Mamá, ¿cuántas monedas se necesitan para hacer un euro?” me pregunta mi hija Elena de siete años, y es que en la recta final del curso escolar muchos de los ejercicios de la asignatura de  matemáticas versan sobre sumas y restas con monedas de 10, 20 ó 50 céntimos y/o con billetes. Está siendo su primera aproximación al concepto real del dinero y, aunque no es muy consciente del valor de las cosas, desde casa estamos intentando explicarles, con mayor o menor éxito, algunas cuestiones al respecto.

El dinero no cae del cielo

Algunos nombres resultan más difíciles de comprender para ella, así que estoy basándome y ayudándome en ¡El dinero no cae del cielo! (Editorial Edebé), un libro que intenta dar respuestas a todas esas preguntas que uno se plantea sobre el dinero: ¿Quién inventó la moneda? ¿Para qué sirve un banco? ¿A qué edad se empieza a dar paga a un niño? ¿Cuánto dinero se necesita para vivir? ¿Se mide el valor de una persona por el dinero que gana?

Razones para leer ¡El dinero no cae del cielo!

¡El dinero no cae el cielo! está resultando especialmente divertido para mi hija mayor porque está descubriendo el origen de las primeras monedas, por qué y cómo se inventaron los billetes o si es posible falsificar una moneda… (ejem, ejem, ejem).

El dinero no cae del cielo

También le llama la atención el hecho de que los futbolistas (según ella, en las últimas semanas sus amigos chicos del colegio solo hablan de Antoine Griezmann y de Cristiano Ronaldo, ¿¡qué casualidad?!) sean los deportistas mejor pagados del mundo, muy por encima de  jugadores de otras disciplinas como el rugby o el balonmano y, por supuesto, se ríe y se impresiona con las poderosas ilustraciones en forma de cómic de Aurélien Cantou, que acompañan cada capítulo y en donde no falta una simpática hucha en forma de cerdito con un extra consejo.

Como madre este título me encanta porque se trata de una mini guía sobre educación financiera que me permite enseñarle a mi hija nombres que ella nos escucha hablar a su padre y a mí en la cena, también cuando vamos al súper mercado a hacer la compra semanal o, incluso, cuando estamos viendo las noticias: cuenta bancaria, moneda, precio, dinero negro, riqueza y pobreza…

Pero, sin duda, el momento del libro que más me ha hecho pensar es la parte final, cuando  Emmanuel Trédez, autor francés del mismo y de otro imprescindible para las familias, ¿Cómo funcionan la redes sociales?, un libro que explica y transmite a los niños conocimientos que cada vez son más imprescindibles en nuestra sociedad, nos lanza una pregunta que se cuela directamente en mi cerebro: ¿La felicidad acaso no consiste sencillamente en disfrutar de lo que se tiene? Y tú, ¿qué contestarías a esta cuestión? ¿Estás de acuerdo con este escritor francés?

 

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>