Cómo celebrar el Día de la madre en familia

dia de la madre familias activas

El Día de la madre es una excusa para hacer lo que deberíamos hacer todos los días. Antes de nada, quiero aclarar que este post está dedicado a cómo pasar este día con nuestras madres, que son las abuelas de nuestros hijos. Gran parte de ellas han sido la parte invisible de las Familias Activas. Casi siempre amas de casa, nos han dedicado su vida, sin que nosotros hayamos sabido apreciar su devoción. Incluso a pesar de que la crianza de nuestros propios hijos habría sido mucho más difícil sin su presencia.De hecho, muchos nietos consideran a sus abuelas sus segundas madres. Ha llegado el momento de que les demostremos que las queremos y valoramos todo eso amor que nos han dado, en detrimento de su propia vida.

Qué hacer el Día de la Madre

Escríbele una carta

Vuelve a tu infancia. Cuando estábamos en el cole, los maestros nos pedían que escribiéramos una postal para celebrar el Día de la Madre, acompañada de una manualidad, ¿qué te parece si recuperas esta costumbre? Esta vez lo harás porque quieres tú, no porque te lo imponen.

Mira a tu madre con los ojos de un niño y escríbele desde ahí. Hazlo con honestidad, sin vergüenza. Dar amor y gratitud es algo digno de orgullo, no de vergüenza.

Haz con ella su actividad favorita

No importa si te gusta o no. El objetivo es hacer con ella lo que más le gusta. Puede ser ver un programa de televisión, ir al teatro, merendar en una cafetería, jugar a las cartas… Seguro que le encanta compartir contigo sus aficiones y poder charlar contigo al mismo tiempo.

Es posible que su hobby sea algo que no sepas hacer. Por ejemplo, si a mi madre le gustara coser, bordar… yo no sabría por dónde empezar, me lo tomaría como una forma de volver a ser “su niña” y me dejaría enseñar.

Pregúntale cómo era su infancia

Los hijos cometemos el error de pensar que la vida de nuestros padres comenzó con nosotros. Evidentemente, eso no es cierto. Suele ocurrir, a mí me pasó con mi padre, que cuando los perdemos, comenzamos a hacernos preguntas, ¿por qué tenía determinada costumbre? ¿con quién jugaba de pequeña?-en caso de poder hacerlo-.

Piensa en todo lo que no sabes de ella y que te gustaría saber. Yo no me canso de escucharla cuando me cuenta cómo sus hermanos mayores la subían en el cuadro de su bici y la paseaban por el pueblo.Me resulta tan difícil imaginármela así, que no me canso de hacerlo.

Involucra a tus hijos en esta celebración

Si eres mamá y estás leyendo esto, es bastante probable que tu familia, tus hijos, tus hijos y tu pareja… tengan su propia sorpresa para ti. Tú también te sentirás especial ese día. Pero es interesante que ellos también sean conscientes de que su abuela es también tu madre. Parece obvio, pero no lo es. Tú también tienes madre.

Al involucrarlos en alguna de estas actividades, los peques se darán cuenta del vínculo que tenéis y que debéis cuidar. Valorarán tus sentimientos como hija. No importa la edad que tengas, las personas siempre adoramos a quienes nos han criado -siempre y cuando lo hayan hecho con amor y respeto-. Ellos también tienen que aprender a tener esto en cuenta. Así, tendrán una dimensión más humana de ti y de su abuela.

Mi padre siempre decía: “cuando éramos chicos trabajamos para nuestros padres y ahora lo hacemos para nuestros hijos”. Hay una generación entera que ha vivido así. Aún está en nuestra mano hacerles saber que apreciamos sus esfuerzos, que las queremos y que hemos sabido escuchar sus silencios.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>