Actividades en familia: por qué seguir usando las bibliotecas de barrio

bibliotecas de barrio familias activas

Hoy es el Día de las Bibliotecas. Estoy segura de que tendréis el timeline de todas vuestras redes sociales llenas de recomendaciones y de bibliotecas impresionantes que hay que visitar. Y lo cierto es que la belleza de esas instituciones bien lo merece. Sin embargo, Familias Activas, nosotros preferimos recordaros que a pesar de esa grandiosidad de algunas, otras están ahí, en nuestro barrio, para una sola cosa: para que las usemos. A continuación os contamos cuáles son las ventajas de hacerlo.

Ventajas de ir a la biblioteca

Un gran catálogo de libros infantiles

Los más pequeños pueden leer un cuento cada noche. Para muchas Familias Activas, esto supone dos problemas. Por un lado, no pueden costear ese ritmo de compra de libros y, por otro, tampoco disponen del espacio suficiente en casa. Además, muchos de los que tenéis hijos únicos os preguntáis si merece la pena adquirirlos cuando probablemente no volváis a leerlos.
Para todos estos casos, lo idea es ir a la sección infantil de tu biblioteca de barrio, y seleccionar, junto con el peque, los cuentos que vais a leer en los próximos días. Así, economizas tus recurso, al tiempo que cultivas su gusto por la literatura y hacéis actividades en familia.

Valorar el oficio de la escritura

La digitalización de la cultura ha supuesto grandes ventajas. En mi opinión, la más importante es que puede llegar a todas partes. Sin embargo, también ha implicado un abaratamiento de la misma. Y no me refiero al valor económico, sino también a lo intangible, a la percepción que tenemos de ella y de quienes están detrás de ella.
Pero cuando vamos a la biblioteca y encontramos los tomos de Harry Potter o los de En busca del tiempo perdido, tomamos conciencia del trabajo necesario para que estos lleguen a nuestras manos y, lo que es mejor, a nuestras almas.

El esfuerzo de la búsqueda: el respeto por el rigor

¿Os acordáis de lo que era hacer un trabajo de clase antes de internet? En mi caso, tenía que ir a la biblioteca y hablar con Javi, el funcionario, explicar el tema que tenía que investigar, para que este me plantara frente a varias estanterías enormes. La sensación de vértigo era increíble, ¿cómo iba a dar con lo que necesitaba?
Tenía que estar horas buscando, leyendo y, mientras leía, aprendía sin darme cuenta. De los contenidos que iba descubriendo, a valorar el esfuerzo de los autores y autoras, a distinguir la información rigurosa de la que no lo es. Y esto último es muy necesarios, sobre todo hoy, ya que desconocemos el origen de la información que se nos da en la red.

Amar la literatatura para prevenir la ociofobia

Hace unos días, María José Cayuela explicaba en su Instagram un problema cada vez más habitual en los mayores y, sospecho, que también en los peques: sentir ansiedad en los momentos de ocio. En los primeros días de vacaciones de verano, yo misma lo experimenté. Después de Iguazú, pasamos unos días muy tranquilos con unos familiares. Al principio, el silencio y la falta de actividad me ponía nerviosa.
La biblioteca es un lugar estupendo para prevenir este asunto. Solo tienes una mesa, libros y mucho silencio. A los peques les servirá para parar, para dedicar tiempo simplemente a sentarse y a imaginar historias. Es un ejercicio estupendo para ellos, pero saber disfrutar de la quietud y de la imaginación es un ejercicio estupendo también para nosotros.
Las bibliotecas de barrio son el espacio perfecto para inculcar el amor por la lectura y el goce de uno mismo. Además, los trabajadores de las mismas son estupendos interventores culturas, por lo que propone un sinfín de actividades con las que también disfrutaremos muchísimo.

También te gustará leer...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>